Home

El Protocolo Marshall (en Español)

Este documento es un resumen único de las cuestiones claves relacionadas con el Protocolo Marshall, especialmente las pertinentes a los médicos. Muchos de los temas analizados aquí se tratan con mayor detalle a lo largo de la Base de Conocimientos (Knowledge Base).

Sin la participación activa del paciente en el sitio MarshallProtocol.com, la Fundación para la Investigación de la Autoinmunidad no apoya ni autoriza el uso público de esta terapia.

Información para los médicos

Recomendamos enfáticamente a los médicos y pacientes aprovechar la información contenida en los siguientes sitios web.

  • MPKB.org - La Base de Conocimientos del Protocolo Marshall contiene enlaces a las últimas investigaciones realizadas por colegas de ARF así como también artículos acerca de cientos de temas escritos para una gran variedad de lectores.
  • MarshallProtocol.com - Este sitio web ayuda a los pacientes y médicos a mejor comprender el Protocolo Marshall. MarshallProtocol.com está disponible por invitación para nuevos pacientes y contiene reportes de síntomas de los pacientes y discusiones científicas relacionadas. Se estimula a los profesionales de asistencia médica a inscribirse al forum en la Seccion Privada para profesionales de asistencia médica en el sitio de estudio del MarshallProtocol.com. Esta está disponible por solicitud por medio de un correo electrónico. El sitio Marshall ProtocolA curative medical treatment for chronic inflammatory disease. Based on the Marshall Pathogenesis..com está moderado por el Profesor Trevor Marshall, miembros del equipo de investigación, y representantes de los pacientes.
  • AutoimmunityResearch.org - En este sitio web uno puede conocer más acerca de la Fundación que apoya al Protocolo Marshall y explorar las implicacioanes totales de una patogénesis metagenómica relacionada a las enfermedades crónicas.
  • Bacteriality.com - Las entrevistas que realiza Amy Proal con pacientes MP así como artículos acerca de la ciencia fundamental del Protocolo Marshall.

Aunque el médico es él responsable del cuidado del paciente, los pacientes pueden y deben realizar parte del trabajo obteniendo y recuperando información de tal manera que el médico pueda tomar o realizar decisiones bien informadas..

Es más, sin la participación activa del paciente en el sitio MarshallProtocol.com, la Fundación para la Investigación de la Autoinmunidad no apoya ni autoriza el uso público de esta terapia.

This article is a summary of the Marshall Protocol translated into Spanish. For questions about meaning, please see the original English version. Other translations of varying quality are also available.

Antecedentes y justificación científica de la terapia

El Protocolo Marshall (MP) es el nombre dado o asignado a una terapia desarrollada por el Profesor Trevor Marshall que está basada en la patogénesis que él ha propuesto para la enfermedad crónica inflamatoria.

Marshall (y sus colegas) desarrollaron la hipótesis de que las enfermedades inflamatorias crónicas, incluyendo muchas enfermedades autoinmunes son causadas por disbiosis de una microbiotaThe bacterial community which causes chronic diseases - one which almost certainly includes multiple species and bacterial forms. metagenómica: comunidades de patógenos bacterianos, muchos de los cuales persisten intracelularmente. Un documento reciente revisado por sus colegas describe este patogénesis con mayor detalle.1)

El Protocolo Marshall, un tratamiento médico apoyado por la Fundación para la Investigación de la Autoinmunidad, ha estado disponible desde 2002 y ha sido utilizado en una gran variedad de enfermedades crónicas inflamatorias.

Un número importante de pacientes diagnosticados con sarcoidosis, con las secuelas del síndrome crónico Lyme, síndrome de fatiga crónica, uveitis, tiroiditis Hashimoto, artritis reumatoidea, fibromialgia, diabetes tipo II, psoriasis, lupus (SLE), esclerosis múltiple, y un número importante de diagnósticos adicionales están mostrando una buena respuesta al ser tratados con el Protocolo Marshall.

Para determinar si un paciente puede ser tratado exitosamente con el Protocolo Marshall, el diagnóstico específico de una enfermedad crónica no es tan importante como el diagnóstico clínico del experto de asistencia médica de la salud, los resultados de una prueba terapéutica, y los resultados del análisis de metabólitos en la sangre relacionados con la Vitamina D.2)

De acuerdo a la Patogénesis de Marshall, la enfermedad inflamatoria crónica se caracteriza por la desregulación de las vias del receptor nuclear que controla la respuesta inmune-inata. Por ejemplo, el Receptor Nuclear de la Vitamina D (VDRThe Vitamin D Receptor. A nuclear receptor located throughout the body that plays a key role in the innate immune response.) expresa muchos de los péptidos antimicrobiales del cuerpo (en conjunto con el TLR2A receptor which is expressed on the surface of certain cells and recognizes native or foreign substances and passes on appropriate signals to the cell and/or the nervous system.). En adición a la regulación a la baja de la expresión del VDR mismo, por medio de muchos patógenos comunes, los metabólitos bacteriales antagónicos bloquean en forma aumentada a los ligandos y no permiten que éstos se activen. La Vitamina D ingerida disminuye la actividad del receptor en esta misma forma, impidiendo al cuerpo el poder destruir (matar) los patógenos en el estado real del desarrollo de la enfermedad. Este es el porqué el evitar ingerir Vitamina D (con alimentos o suplementos alimenticios) es esencial (indispensable) para que el sistema inmune-inato pueda funcionar correctamente mientras los pacientes estén en el tratamiento MP.3) 4)

El tratamiento MP utiliza cuatro tomas diarias de olmesartan medoxomil (Benicar, Olmecip, Olmetec) para reactivar el Receptor Nuclear de la Vitamina D, desalojando ligandos bacteriales en el proceso. Este medicamento se desarrolló como un Bloqueador Receptor Angiotensin II (ARBA drug which is an angiotensin receptor blocker. One of the ARBs is olmesartan (Benicar). Not all ARBs activate the Vitamin D Receptor.) pero tiene múltiples acciones en el cuerpo humano cuando se dosifica de acuerdo al tratamiento MP. En adición a la inmunoestimulación por la via VDR, OlmesartanMedication taken regularly by patients on the Marshall Protocol for its ability to activate the Vitamin D Receptor. Also known by the trade name Benicar. también reduce la producción inflamatoria de las citocinas, inhibiendo la via de transcripción del NF kappa-B. Esto inhibe, entre otras cosas, la liberación del TNF-alphaA cytokine critical for effective immune surveillance and is required for proper proliferation and function of immune cells., ayudando a proteger los órganos de una inflamación excesiva.

Adicionalmente, varias pequeñas dosis controladas de antibióticos orales bacteriostáticos pueden ser utilizadas para ayudar a un sistema inmune severamente debilitado a reconocer patógenos en la microbiota metagenómica. Se ha encontrado que cuatro antibióticos bacteriostáticos: minocycline, clindamycin, sulfamethoxazole-trimethoprim (Bactrim DS), y demeclocycline (Declomycin) ayudan al sistema inmune debilitado y atacan componentes de la microbiota sistémica. Adicionalmente la minocyclina actúa de una manera inmunosupresiva en el Receptor Nuclear PXR, y esta acción bioquímica puede ser util en proyectar la inmunopatología a (por ejemplo) un ciclo de 48 horas.

Los pacientes gravemente enfermos pueden desarrollar fotosensibilidad durante el proceso de curación, por lo que será necesario evitar los rayos solares directos e indirectos. Los pacientes necesitarán proteger sus ojos de las luces brillantes o intensas para prevenir posibiles daños a la retina y reducir los síntomas neurológicos debidos a la inter alia, los efectos de la producción ocular de l,25-DThe vitamin D metabolite widely (and erroneously) considered best indicator of vitamin D "deficiency." Inactivates the Vitamin D Nuclear Receptor. Produced by hydroxylation of vitamin D3 in the liver. en el cerebro. Algunos pacientes no experimentan una fotosensibilidad importante durante la recuperación y los que sí la experimentan encuentran que pueden controlarla mejor con el paso del tiempo, al permanecer varios años en la terapia..

Inmunopatología

La ciencia detrás de inmunopatología

Cuando los pacientes en el Protocolo MP matan patógenos bacteriales experimentan una reacción llamada inmunopatología.

La inmunopatología es un aumento de los síntomas actuales de la inflamación Th1, o el regreso de los síntomas inflamatorios anteriores del Th1. Esto es causado mayormente por las citocinas generadas por la respuesta inmune y las endotoxinas liberadas por las bacterias que van muriendo. En algunas ocasiones, la inmunopatología provocará un nuevo síntoma o valores anormales en los análisis de laboratorio. (Por ejemplo: creatina elevada, enzimas hepáticas elevadas, bajo recuento en glóbulos blancos, etc.) La ocurrencia de la inflamación bacterial subclínica se debe a la activación del sistema inmune producida por el olmesartan. La inmunopatología parece ser un elemento necesario de la recuperación. La cantidad o el valor o la intensidad de inmunopatología que experimenta un paciente utilizando el Protocolo Marshall (MP).se relaciona directamente con la severidad de la carga bacterial. Los pacientes menos enfermos experimentarán un grado menor de inmunopatología.

La inmunopatología se utiliza algunas veces como sinónimo de “Reacción Jarisch-Herxheimer” o “herx”.

Muchos pacientes en el Protocolo Marshall que han experimentado periodos prolongados de inmunopatología han experimentado mejoras importantes o remisión. Esto soporta la conclusión de que la inmunopatología es un resultado necesario de la muerte de bacterias crónicas y un precursor de la inversión de la enfermedad. El Protocolo Marshall no es único en lo que se refiere a este hecho. Varias otras enfermedades y/o terapias generan inmunopatología, o reacciones inmunopatológicas similares.5) 6) 7)

Análisis de laboratorio y reportes de los pacientes pueden ser utilizados para hacer un seguimiento de los signos clínicos de la inmunopatología.

Elegibilidad del paciente y requisitos previos

El Protocolo Marshall ha sido utilizado en una gran variedad de enfermedades inflamatorias. Un método ideal para poder evaluar si el Protocolo Marshall es apropiado es él de efectuar una “prueba terapéutica”, una breve prueba del uso del Protocolo Marshall para ver si el olmesartan medoxomil junto con dosis programadas y dosis bajas de minociclina producirán una respuesta inmunopatológica. Los resultados de una prueba de metabólitos de la Vitamina D, aunque es una prueba menos efectiva, podría también sugerir la presencia de una condición tratable. Para una más clara interpretación de los metabólitos de la Vitamina D, utilice el Vitamin D Metabolite Calculator.

Otros grupos de pacientes:

  • mujeres embarazadas o lactantes - Ambos medicamentos básicos del Protocolo Marshall, el olmesartan y la minociclina son contradictorios durante el embarazo y la lactancia. Las mujeres con la posibilidad de tener hijos y que se encuentran en el Protocolo Marshall deben de optar por métodos anticonceptivos adecuados.
  • niños - Niños con ciertas enfermedades y condiciones han sido tratados con el Protocolo Marshall. Hay más de una docena incluidos en el estudio de conjunto que están progresando bien. La FDA recientemente aprobó el uso de olmesartán para niños de 6 a 16 hipertensos.

Antes de iniciar el tratamiento o la terapia, los médicos y los pacientes deberán familiarizarse con la lista de control del Protocolo Marshall que revisa los medicamentos, protección de los ojos, y posibles modificaciones necesarias del estilo de vida para poder utilizar el tratamiento con éxito y seguridad.

Consideraciones de seguridad

Advertencias de seguridad para el Protocolo Marshall

  • Algunos pacientes que padecen inmunopatología pueden ser difíciles de controlar. Aunque la mayoría de los pacientes pueden ajustar su nivel de antibióticos o su nivel de olmesartan a fin de poder tolerar con éxito la inmunopatología en una base diaria, la inmunopatología en pacientes con condiciones graves de su enfermedad podría ser difíciles de controlar. Los médicos deben de ayudar a sus pacientes a aprender las estrategias para controlar la inmunopatología. El conocer como controlar el tratamiento MP independientemente en una base diaria será muy util a los pacientes en caso de presentarse una emergencia. Se debe recomendar a los pacientes buscar apoyo en los sitios web de la Fundación.
  • Azitromicina ya no se consideran seguros, incluso en pequeñas cantidades
  • Los pacientes no deben tomar nimesulida (Aulin / Mesulid / Nimed). Podría causar sangrado. Una muerte se ha informado durante su uso.
  • Los pacientes no deben tomar rivaroxaban (Xarelto). Podría causar sangrado.
  • Para los pacientes muy enfermos, la inmunopatología puede presentar un reto físico y mental. El apoyo o soporte de un médico calificado y de la familia o amigos se torna de primordial importancia. A menos que el paciente tenga una buena comprensión de inmunopatología y otras inconveniencias del tratamiento, el paciente no deberá iniciar el tratamiento.

Tratamientos diferentes del Protocolo Marshall

Tratamientos diferentes del Protocolo Marshall

Aunque existen algunas excepciones, el Protocolo Marshall no debe combinarse con otros protocolos, tratamientos o suplementos en especial los que sean inmunosupresivos o inmunodilatorios. El utilizar otros tratamientos mientras se está en el tratamiento Marshall puede impedir el progreso del mismo o ser peligroso para el paciente en el tratamiento Marshall.

Si existen síntomas intolerables, se pueden utilizar algunos medicamentos paliativos como píldoras para dormir, contra el dolor y en algunos casos antidepresivos. Se recomienda a los pacientes en el Protocolo MP que utilicen la mínima dosis de medicamento que sea efectiva.

El siguiente listado es un resumen de los medicamentos que pueden interferir con el Protocolo MP. Una lista más completa de medicamentos está disponible en el artículo Non-MP Treatments.

  • antibacteriales - Sulfusalazene, Plaquenil y Methotrexate son antibióticos antimetabolíticos cuya acción es similar al Bactrim y pueden producir inmunopatología no deseada o incontrolable. Deben de ser descontinuados antes de iniciar el tratamiento MP
  • antibióticos para infecciones agudas - El olmesartan potencia grandemente la acción de muchos antibióticos. En consecuencia, se pueden producir severas reacciones inmunopatológicas que pueden causar la muerte si se recetan antibióticos no aprobados en el Protocolo MP. El olmesartan no se debe suprimir durante estos periodos ya que protege a los órganos vitales del daño por las citocinas. Si un antibiótico no prescrito en el tratamiento MP es requerido en forma temporal para una infección aguda, por favor siga las instrucciones Notice for emergency medical personnel.
  • anticoagulantes - El olmesartan puede afectar en forma importante la dosis requerida de un anticoagulante. Es absolutamente necesario el monitorear a cualquier paciente sometido a una terapia anticoagulante.
  • antifungicidas - Medicinas tales como el Diflucan y Lamisil son conocidos por interferir con el metabolismo de la Vitamina D y están contraindicados en general.
  • agentes antivirales - Los antivirales pueden tener efectos profundos en el sistema inmunológico, así como una serie de efectos adversos graves. El uso rutinario es generalmente contraindicado para los pacientes MP.
  • bifosfonatos - Pueden causar la deposición de calcio en los tejidos blandos, reducir la función de los órganos y producir una posible osteonecrósis en la mandíbula.
  • suplementos de calcio - deben de ser evitados si existe hpercalduria o hipercalcemia. Los que no padezcan estas condiciones generalmente deben consumir 100-1500 mg de calcio diariamente, preferentemente por el consumo de alimentos enteros. Pero si esto no es posible, es aceptable consumir suplementos de calcio que no contengan Vitamina D.
  • corticosteroides - La terapia no será efectiva mientras los corticosteroides supriman al sistema inmunológico. Inicie o continúe la gradual reducción del proceso con soporte de olmesartan. La producción de ACTH y de cortisol pueden ser monitoreados para determinar la función suprarenal.
  • diuréticos - Algunos diuréticos incluyendo las thiazides son contraindicados para los pacientes MP. Si se requiere de un diurético es preferible utilizar el Lasix.
  • ácido fólico (recetado o comprado en el mostrador) - El ácido fólico facilita que las bacterias ocultas puedan reproducirse y que creen un nuevo ADN. Se debe de consumir una dieta balanceada baja en ácido fólico y con esto proveer al organismo el nivel correcto de ácido fólico.
  • terapia de reemplazo hormonal (ejemplo: la progesterona, el estrógeno y la testosterona) - Debido a que la suplementación hormonal puede interferir con la actividad de muchos de los receptores nucleares, la suplementación hormonal está contraindicada. Sin embargo, bajo ciertas circunstancias, los pacientes pueden continuar con la terapia de reemplazo hormonal hasta que sea posible suprimirla. Consulte el articulo de Hormonal Replacement Therapy.
  • interferon - La terapia con el interferon es inmunosupresora, reduciendo la cantidad de ambas, las citoquinas y las células inmunes.
  • Inmunoglobulina intravenosa (IVIG) - IVIG se forma a partir de la sangre de más de cien individuos que en conjunto podrían contener una gran cantidad de patógenos. Hay una probabilidad significativa de que los patógenos contenidos en la sangre puedan propagarse al destinatario.
  • estatínas - Se ha documentado que las estatínas tienen un rango negativo de efectos colaterales y se ha demostrado que exacerban ciertos tipos de enfermedades crónicas. Algunas compiten para asociarse con el VDR, lo cual no es conveniente. Están contraindicadas.
  • suplementos tiroidales - La necesidad en el uso de estos suplementos puede disminuir en un día o dos de tomar el olmesartan sólo. Monitore con precisión la función tiroidea para ajustar el nivel de los suplementos tiroideos a la baja según sea la necesidad.
  • bloqueadores TNF-alpha - El factor de necrosis tumoral-alpha o TNF-alpha es una citocina crítica para un control efectivo de vigilancia de la inmunidad. Los bloqueadores TNF-alpha son medicamentos que interfieren con la producción de TNF-alpha. Mientras el olmesartan también reduce los niveles de TNF-alpha hace lo anterior de una manera reducida y de una manera menos detrimente a la función inmune. Olmesartan bloquea la generación inicial de la sustancia más que bloquear al TNF-alpha que flota libremente, después de que la citocina ha sido producida.

Alimentos y bebidas

Alimentos y bebidas

Los pacientes que están en el Protocolo MP deben de eliminar todos los alimentos y bebidas que contengan suplementos de Vitamina D o alimentos y bebidas naturales que contengan altos niveles de Vitamina D. Los pacientes en el Protocolo MP deben de evitar alimentos y bebidas que contengan un alto nivel de acido clorogénico, en especial el café, concentrados de jugos, y suplementos multivitamínicos que contengan ácido fólico. Se recomienda una dieta baja en carbohidratos y que sea resistente a la insulina para los pacientes en el Protocolo MP. Pero esto no es un requisito indispensable. Los desbalances nutricionales específicos en muchos casos deben de ser corregidos, pero esto requiere el entendimiento de ambos, el Protocolo MP y las necesidades nutricionales del cuerpo, todo esto controlado por un nutriólogo especializado.

Fotosensibilidad

Fotosensibilidad

Una sensibilidad anormal a la luz solar o a luces intensas se conoce como fotosensibilidad y a veces se le refiere como “flama solar” o fotofobia. En el contexto del Protocolo MP la causa principal que ocasiona la fotosensibilidad es el proceso inflamatorio provocado por la Th1 – no el tratamiento en si. La exposición a la luz natural o a una luz intensa en una persona fotosensitiva puede conducir a episodios activos o de actividad de la enfermedad interna, incluyendo la exacerbación de cualquier síntoma de la enfermedad inflamatoria.

La fotosensibilidad puede ocurrir cuando la piel es expuesta a una luz brillante natural o los ojos se exponen a la luz natural u artificial. La fotosensibilidad puede ocurrir de inmediato después de la exposición o de uno a tres días después y en algunos casos persistir hasta por cinco días o más.

Los individuos fotosensitivos antes del tratamiento MP es probable que se les aumente su fotosensibilidad cuando estén en el tratamiento MP. Los individuos que no presentan fotosensibilidad podrán o no volverse fotosensitivos cuando realicen el tratamiento MP. Los individuos con síntomas inflamatorios limitados (indicando tal vez una enfermedad previa), lo más probable es que puedan tolerar una mayor exposición a la luz mientras estén en el Protocolo Marshall. No existe un método claro para pronosticar por adelantado que tan fotosensible será un individuo que adopte el Protocolo MP. Sólo cuando el individuo inicie el tratamiento se podrá evaluar la fotosensibilidad.

Los pacientes en el Protocolo MP se pueden beneficiar al utilizar lentes especiales que bloquean un mayor espectro de luz, pero también en algunos casos deberán de cubrir su cuerpo de los rayos del sol. Existe mayor información en la Base de Conocimientos del Protocolo Marshall para la protección de los ojos y de la piel.

Ejemplo de inmunopatologia - Pacientes en el MP, tal como este paciente masculino de 50 años de edad con espondilitis anquilosante, tienden a experimentar aumentos temporales en los indicadores de la inflamación.8)
Erythrocyte sedimentation rate (mm/hr) = Velocidad de sedimentación de los eritrocitos (mm/hr)
C-Reactive Protein (mg/L) = Proteina Reactiva-C (mg/L)
Bath Ankylosing Spondylitis Disease Activity Index = Indice de actividad del la enfermedad espondilitis anquilosante Bath
Started therapy = Inicio de la terapia
Days = Días
BASDAI = IADEEAB

Pruebas de laboratorio

mainarticle Pruebas de laboratorio

La mayoría de los pacientes en el Protocolo MP experimentan aumentos temporales pero bien definidos de varios indicadores de su enfermedad y su inflamación relacionadas o consistentes con la respuesta inmunopatológica. Es conveniente pero no indispensable el medir el % de linfocitos, la proteina C-Reactiva, la fosfatasa alkalina, los triglicéridos, anticuerpos relevantes, y suero ACE para realizar el seguimiento de la inflamación sistémica. Los médicos querrán evaluar la función de los riñones, evaluando el valor de la creatina o el BUN así como también medir otros indicadores específicos para obtener un punto de referencia para cada paciente y rechecar en forma apropiada. Algunos resultados que emita el laboratorio – usualmente HGB, HCT, Eger, la creatina y el BUN – pueden mostrarse temporalmente con valores anormales, debido a la reaccionnes inmunopatológicas, hasta que se controle la inflamación.

Por ejemplo, una creatina y un BUN más altos no son una indicación de que el olmesartan debe de ser descontinuado sino una señal de que una inmunopatología puede estar ocurriendo en los riñones o en algún órgano cercano. La mayoría de los casos en que los médicos han aceptado los niveles mencionados permanezcan fuera del rango, el BUN y la creatina han regresado a su rango normal mientras continúe la eliminación o muerte de las bacterias. No conocemos ningún reporte de pacientes en el Protocolo Marshall que hayan requerido de diálisis, mientras continúan tomando olmesartan.

Si estos valores indican una disfuncion sostenida por varias meses recomendamos el utilizar uno o varios metodos para disminuir los niveles de inmunopatologia.

Metabolitos de la Vitamina D

related article Vitamina D metabolito instrucciones de la prueba

Existen dos metabólitos principales de la Vitamina D:

Si las pruebas o análisis de los metabólitos de la Vitamina D no indican inflamción Th1 pero la observación clínica indica lo contrario, un curso abreviado en el Protocolo MP (1 a 2 meses) deberá de ser usado como una prueba terapéutica. Un periodo más largo puede ser necesario si los niveles de 25-D se mantienen elevados, ya que una prueba terapéutica no es efectiva a menos que los valores de 25-D bajen a menos de 25 ng/ml.

Consulte Vitamina D Metabolite Calculator para mejor conocer como interpretar los datos del laboratorio.

Benicar es una débil hipotensor. de la imagen: FDA label for Benicar

Medición de la presion sanguínea

see also La presión arterial baja y mareo

El uso principal del olmesartan (Benicar)Medication taken regularly by patients on the Marshall Protocol for its ability to activate the Vitamin D Receptor. es como un medicamento intermedio para controlar la hipertensión arterial. Como se puede observar en la gráfica de la FDA para el Benicar (a la derecha) la curva de respuesta es asintótica, a mayor dosis del medicamento se reduce la dismunción de la presión sanguínea. Por ejemplo, la diferencia entre 40mg y 80mg de olmesartan resulta tan sólo en una disminución de 1 mm Hg.

Un descenso de más de 15mm Hg de mercurio de la presion sistólica no se puede deber únicamente a la acción contra la hipertensión de olmesartan. Tal vez se deba también al propio proceso de enfermedad.

Por ejemplo, la destrucción generalizada de bacterias y de células infectadas por la bacteria pueden disminuir la presión sanguínea. Aunque esto no es valido para todos los tipos de bacteria, cuando algunas formas de bacteria son destruidas liberan endotoxinas11) y la biodisponibilidad de las endotoxinas puede conducir a una fuerte baja de presión.12)

Si un paciente sufre de presión baja antes del tratamiento MP, la presión baja regresaría como un síntoma de la inmunopatología, mientras se permanezca en el Protocolo MP. En la mayoría de los casos encontraremos que la muerte de bacterias se reduce y los niveles de la presión sanguínea regresan a sus valores normales aunque los pacientes continúen tomando la misma dosis de olmesartan.

Por lo tanto, los medicamentos que aumentan la presión sanguínea o arterial tales como la fludrocortisona y la dopamina, ambos son contraindicados, ya que no harán nada para disminuir las bacterias y además pueden ser perjudiciales a la función inmune.

Olmesartan (Benicar)

see also La ciencia detrás de olmesartán (Benicar), Beneficios de olmesartán en pacientes con enfermedad renal, seguridad olmesartán

Para los propósitos del Protocolo MP, el olmesartan tiene dos acciones primarias o realiza dos funciones primarias: reduce la inflamación al bloquear la via de las citocinas, Factor Nuclear-kappaB y es un agonista del Receptor de la Vitamina D (VDR). Como un agonista del VDR, el olmesartan activa la respuesta inata inmune. Las investigaciones apoyan la seguridad de las dosis usadas por los pacientes del Protocolo MP, el olmesartan tiene reacciones mínimas con otros medicamentos y es uno de los medicamentos más seguros en el mercado.

La vida promedio del olmesartan es de 13 horas. Esto implica que el medicamento permanecerá activo durante este periodo de tiempo, sin embargo, hemos encontrado que en pacientes enfermos el olmesartan es mucho más efectivo cuando se administra de 4-6 horas, con un máximo de 8 horas. Esto se puede deber al hecho de que algunas infecciones intracelulares (particularmente la Shigella) estimulan la actividad de las caspases, que son proteasas que se adhieren al VDR.13) Cuando el VDR es dividido o roto por las caspases, es muy probable que cualquier ligando adherido al VDR (como el olmesartan) permanecerá adherido al los fragmentos de la proteina por lo que un agonista del VDR sería efectivo en periodos cortos de tiempo en pacientes con células infectadas.

La FDA de E.U. ha fijado límites seguros para el olmesartan medoxomil (Benicar), ya que ninguna dosis relacionada ha mostrado efectos negativos hasta este momento. La experiencia post-marketing de la FDA ha mostrado que el olmesartan tiene uno de los perfiles más seguros de cualquier otro medicamento en el mercado. Hay que hacer notar que esto no se aplica al la combinación de medicamentos, como el Benicar HCT, que contiene thiazide y es daníno y no debe nunca de ser utilizado con el Protocolo Marshall en su programa de dosificaciones.

La etiqueta de olmesartan medoxomil indica que el medicamento es bien tolerado. Los efectos adversos son similares a los que experimentaron los del grupo que utilizaron un placebo. Los efectos adversos en general fueron leves, transitorios, y no relacionados a la dosis del olmesartan.

Un estudio que publico el Journal of Pharmacology en 2001 encontró que el olmesartan es seguro y bien tolerado en dosis hasta 160 mg/por día.14)

En pruebas controladas en las que se usa un placebo el único síntoma que ocurrió en más del 1 porciento de los pacientes tratados con olmesartan contra los tratados con un placebo fueron mareos (3 porciento vs. 1 porciento).15)

El artículo relevante (relacionado) de la Base de Conocimientos revela el perfil seguro de olmesartan/Benicar con mayor detalle. (Knowledge Base article)

Antibioticos

see also La ciencia detrás de Marshall Protocolo antibióticos, Pulsada dosis bajas de antibióticos, Seguridad de Marshall antibióticos Protocolo

El Protocolo Marshall utiliza antibióticos bacteriostáticos en dosis programadas para obtener una mayor efectividad. Los antibióticos se administran de esta forma para aumentar las propiedades antibacterianas de estos medicamentos y al mismo tiempo minimizar sus efectos inmunosupresivos.

Los antibíoticos se administran a niveles inferiores de la concentración mínima inhibitoria (MIC) para reducir la probabilidad de la resistencia bacteriana (de las bacterias) mientras el MIC es adecuado para infecciones agudas, esa dosificación puede suprimir la respuesta inmune contra los patógenos crónicos y contribuir a su crecimiento. Por ejemplo, algunos antibióticos, cuando se administran a niveles superiores al MIC inhiben la función patogénica.16) Este resultado parece ser independiente de su efecto antibacterial.17)

Por lo tanto, administrando el medicamento a niveles inferiores al MIC mejora la efectividad del Protocolo Marshall contra patógenos crónicos y disminuye la probabilidad de resistencia bacteriana. Al mismo tiempo, la dosificación programada modula la transcripción microbiana18) y reduce grandemente la incidencia del biofilm A structured community of microorganisms encapsulated within a self-developed protective matrix and living together. en las células persister.19)

Iniciando un paciente en el Protocolo Marshall

  1. Examine los metabólitos de la Vitamina D - Siga las instrucciones de prueba de los metabólitos de la Vitamina D. Recuérdele al laboratorio encargado que la muestra 1,25-D no debe de estar coagulada por más de 30 minutos antes de centrifugarla y el suero resultante debe de ser congelado para ser transportado. Consulte la Calculadora de los Metabólitos de la Vitamina D (Vitamin D Metabolite Calculator) para mejor interpretar los resultados del laboratorio.
  2. Restringa la ingestión dietética de la Vitamina D - Los pacientes deben de restringir todos los suplementos y alimentos que contengan altos niveles de Vitamina D. Se recomienda que a lo largo del tratamiento el paciente reduzca el valor terapéutico del 25-D para reducirlo a un nivel menor de 12 ng/ml. Cheque periódicamente el nivel del 25-D, para asegurar se está reduciendo al limite inferior del nivel terapéutico. Muchos pacientes en el Protocolo MP han mantenido su 25-D debajo de 5 ng/ml por muchos años, sin efectos adversos.
  3. Para pacientes tomando corticosteroides, inicie el olmesartan - Los corticosteroides son contraindicados para los pacientes MP. Antes de reducirlos los pacientes deberán iniciar el consumo de olmesartan (ver abajo) el cual reducirá grandemente los síntomas de retirada y aseguren un proceso exitoso de reducción. Se recomienda que se inicie la ingestión del olmesartan una semana o dos antes de iniciar la reducción. Vea la guía de reducción para obtener instrucciones detalladas.
  4. Retire o comience reducir las terapias contraindicadas
  5. Si es necesario, evite la luz - Si resultara necesario evitar los síntomas de la fotosensibilidad, los pacientes deberán evitar la luz solar intensa así como las luces interiores brillantes, permaneciendo al interior lo más posible, y utilizando cortinas o persianas, además de taparse bien cuando salgan al exterior y se expongan a la luz solar. Los pacientes también podrían tener que proteger sus ojos de la luz exterior e interior.
  6. Inicio del olmesartan - Empiece el tratamiento prescribiendo 40 mg. de olmesartan medoxomil puro cada seis horas (ejemplo: 6am, mediodía, 6pm, medianoche) para interrumpir el ciclo inflamatorio y reducir la severidad posible del la inmunopatología. Nuestras observaciones sugieren que el olmesartan medoxomil es el único bloqueador angiotensina del receptor (ARB) que activa el sistema inmune-inato del paciente. Se deberá indicar en la receta médica “no usar sustitutos”. Hay que evitar cualquier combinación como Benicar hydrochlorothiazide (Benicar HCT). Debido a que los pacientes muchas veces comienzan a sentirse mal al disminuir la luz y/o la Vitamina D, el olmesartan debe de ser prescrito en combinación con las recomendaciones anteriores, de manera que pueda mitigar cualquier inmunopatología mientras disminuyen los niveles del 25-D. Los pacientes deberán tener disponible una reserva del olmesartan que dure varias semanas por si se necesita para poder tratar una inmunopatología intolerable
  7. Hay que esperar que los pacientes se estabilizen con el olmesartan - Normalmente toma un mes o dos el estabilizar los síntomas si sólo se toma el olmesartan. Algunos pacientes necesitarán de un mayor tiempo. Dependiendo de la carga bacteriana del paciente y una serie adicional de factores, algunos pacientes se sienten mejor con el olmesartan, otros peor, y algunos no experimentan ningún cambio. Todas estas reacciones son normales. Una lista parcial de los síntomas inmunopatológicos incluyen: depresión, irritabilidad, mania, paranoia, fatiga, debilidad muscular, erupciones, dolor de cabeza, fotosensibilidad, dolor generalizado, entumecimiento, náusea, diarrea, constipación, zumbido de los oídos, dolor de muelas, congestión de los senos nasales, congestión nasal, fiebre/escalofrios, dolor del cuerpo como cuando uno está agripado, tos, perturbaciones del sueño, confusión, niebla cerebral.
  8. Puede haber beneficio en tomar olmesartan cada 4 horas - Creemos que los efectos paliativos e inmunoestmulantes del olmesartán alcanzan su máximo efecto a las 4 horas de haberlo tomado. Una vez que el paciente está estabilizado, la frecuencia de la dosis deberá aumentarse gradualmente hasta alcanzar 4 tomas al día, o sea cada 6 horas.Este proceso deberá llevarse acabo a lo largo de varias semanas, según vaya tolerando cada paciente la reacción inmunopatológica que pueda llegar a presentar, algunos pacientes de hecho pueden llegar a sentirse mejor con mayor frecuencia en las tomas.

Controlando la inmunopatología

see also Inmunopatología administración

El objetivo de los pacientes durante el Protocolo MP es el de mantener la inmunopatología a niveles tolerables mientras se mejoran o curan. En los casos que la inmunopatología se torne intolerable, existen varias estrategias a seguir.

  • Tomar menores dosis de los antibióticos – Típicamente, el reducir o suprimir uno o varios antibióticos es la manera más efectiva de controlar la inmunopatología. Muchos pacientes encuentran que mientras su función nucleo-receptiva se estabiliza, su respuesta inmune se vuelve más activa y su inmunopatología puede incrementarse en ese momento. Pueden necesitar reducir o suprimir antibióticos pero permaneciendo sólo con el olmesartan. Esto sucede como consecuencia de una función inmune mejorada o incrementada, no es una señal de que el paciente se esté agravando (sentirse peor). Tome en consideración que si se suprime la minociclina (o cualquier otro antibiótico) algunos pacientes reportan mayores síntomas y no menores síntomas.
  • Ajuste del olmesartan (Benicar ) – Dependiendo de cual de las dos principales características del olmesartan experimenta el paciente con mayor fuerza durante un periodo particular del tratamiento, incrementando o disminuyendo en forma alternativa la dosis podrá ayudar a controlar la inmunopatología. Para algunos el ingerir el olmesartan en forma sublingual (bajo la lengua) puede proporcionar un alivio inmediato.
  • Minociclina con mayor frecuencia - Si la minociclina no se toma en forma programada y se toma con mayor frecuencia tal como cada 48 horas esto puede ayudar a reducir los síntomas de inmunopatología.
  • Ingerir medicamentos paliativos - Una gama de medicamentos paliativos específicos podría utilizarse en casos de inmunopatologías intolerables.

Hay que hacer notar que tres formas de inmunopatología ponen en peligro la vida y deben de ser manejados con un cuidado especial: inmunopatología cardiaca, inmunopatología neurológica, y la inmunopatología respiratoria. Los pacientes que se sientan preocupados por cualquier de estos síntomas u otros similares deben de consultar con su médico en forma inmediata.

En caso de emergencia

see also Aviso para personal médico de emergencia

La ARF ha preparado un comunicado para el personal médico de emergencia que está tratando a un paciente en el Protocolo Marshall. Los puntos más importantes de este documento son:

  • No retire el olmesartan – En una situación crítica, es fundamental el continuar la ingestión oral del olmesartan, aún cuando exista hipertensión, pues una suspensión abrupta puede ser mortal. Además de la aplicación de técnicas para salvar vidas, es esencial el continuar la ingestión oral del olmesartan en dosis de 40 mg cada cuatro horas, junto con 20mg SL p.r.n., hasta que los síntomas desaparezcan – aunque se requiera el uso de un tubo NG. Si la presión sanguínea está extremamente baja (presión arterial promedio menos de 55), continúe con el olmesartan como se indica arriba y aumente el volumen de fluido de 0.9 NS o de células rojas compactadas.
  • antibióticos - Recomendamos enfáticamente que los pacientes no sean tratados con los antibióticos del Protocolo MP si existe una infección aguda. Solamente que los pacientes estén en la fase final del tratamiento, estos antibióticos podrán aumentar grandemente la inmunopatología al salir del sistema del paciente. Los antibióticos fluoroquinolones son generalmente tolerados, aunque se ha reportado daño a los tendones en algunos casos; el paciente debe de consultar la información proporcionada por la FDA que está anotada en un cuadro especial o en las cajas o empaques de las medicinas. Los antibióticos Cephalosporins, Claraforin, y el macrolide Biaxin son usualmente tolerados.
  • corticosteroides - No administre corticosteroides en ninguna forma o por cualquier medio (inyectado, inhalado, oral o IV) ya que pueden conducir a una inestabilidad metabólica.
  • epinefrina o norepinefrina - Pueden occurir reacciones adversas si se utiliza epinefrina o norepinefrina para aumentar la presión sanguínea o tratar la anafilaxia. Utilice la epinefrina o norepinefrina sólo si hay un paro cardiaco. Anestesias locales que contengan epinefrina pueden causar efectos adversos (taquicardia, sicosis), y la epinefrina obstaculiza la anestesia.

Para los detalles en estas recomendaciones, por favor consulte el Boletín For emergency medical personnel.

Si se presenta una emergencia, los médicos pueden llamar a Trevor Marshall al 1-805-492-3693. (E.U.)

Duración del Protocolo

see also Duración del Protocolo

La duración exacta del Protocolo MP depende de varios factores, que incluyen el grado de enfermedad, la cantidad de fibrosis, la inflamación subclínica, la salud de los riñones, y la decisión personal o preferencia personal de permanecer en el tratamiento.

Mientras que alguien que esté muy enfermo puede esperar que el Protocolo MP tome cinco años o más, no se conoce con certeza cuanto durará el tratamiento debido a la naturaleza de la inmunopatología, sensaciones de bienestar y los parámetros sanguíneos de la enfermedad tenderán a ser variables en el corto plazo y mejorar en el largo plazo. También y debido a la inmunopatología de la infección, diferentes síntomas mejorarán en proporciones distintas.

Mientras que uno responda al olmesartan o al olmesartan más antibióticos con síntomas que crecen y decrecen, aún existen bacterias que matar.

Tenga en cuenta que no existe un requisito de que los pacientes alcancen las dosificaciones máximas de todos los antibióticos o utilicen todas las combinaciones de los antibióticos para poder completar el Protocolo. En muchos casos, pueden realizar un progreso considerable sólo con el olmesartan (Benicar) cuando el medicamento aumenta la expresión antimicrobial péptida del propio cuerpo. Sin embargo, se consideraría ideal que los pacientes permanezcan en el Protocolo hasta que no experimenten inmunopatología con cualquier combinación de antibióticos.

Criterios de Valoración del Protocolo

En gran medida, los pacientes que han completado el Protocolo pueden regresar a una vida normal con las siguientes modificaciones:

  • Consumo de la vitamina D - Los pacientes MP pueden consumir alimentos que contengan Vitamina D natural como el pescado. Sin embargo, se recomienda a los pacientes el no consumir ningún producto o alimento que esté fortificado o contenga Vitamina D extra.
  • Luz – Aunque el bronceado no es una opción, los veteranos del Protocolo MP pueden escoger exponer sus ojos y piel a un aumento de luz. Una recomendación especial: algunos pacientes en las fases finales del tratamiento pueden experimentar una reacción Nivel Cinco al exponerse a mucha luz. Para limitar la posibilidad de una reacción severa de inmunopatología, siempre aumente en forma gradual su exposición a la luz (así como al ejercicio). También hay que estar consciente que un aumento en síntomas por exposición a la luz puede iniciarse de uno a dos días después de la exposición y durar por varios días o más.
  • Antibióticos – En las fases finales del Protocolo MP el sistema inmunológico es autosustenable y puede eliminar bacterias sin el uso de antibióticos. Sin embargo, no se produce ningún mal si se utilizan por un par de semanas los antibióticos usados en el Protocolo MP como un chequeo anual con el objeto de ver si no se produce ninguna reacción inmunopatológica.
  • olmesartan (Benicar) - En las fases finales del Protocolo MP, el Receptor de la Vitamina D, que controla los componentes clave del sistema inmune-inato está funcionando adecuadamente y está activado aún en la ausencia del olmesartan. Sin embargo, el olmesartan es todavíáa esencial para paliar síntomas y proteger los órganos de la inmunopatolgía sistémica.
  • Pruebas de laboratorio - Se espera que varias pruebas (análisis) estén dentro de rango.
    • el regreso de ACE, CRP, triglicéridos, ALP a niveles inferiores a lo normal o normales
    • aumento de % limfocitos, de regreso al límite normal
    • 1,25-D en 25-35pg/ml medido en un intervalo de seis meses
    • signos de reducción inflamatoria en las imágenes CT y MRI

Suspendiendo el Protocolo

Suprimir únicamente los antibióticos

El tiempo que toma a los antibióticos de ya no aumentar la inmunopatología es variable. Los factores que determinan esta condición incluyen el hecho de cuanto tiempo permanecen los antibióticos en el sistema de una persona. Debido a su muy larga vida media útil, Zithromax puede permanecer en los tejidos por un mes o más. Por otro lado la autocapacidad del sistema inmune es un factor importante. Algunos pacientes encontrarán que su respuesta inmune se autosostiene debido a que el cuerpo aumenta su propia producción de péptidos antimicrobiales, por lo que tomará más tiempo a la inmunopatología en declinar. Si el paciente está suprimiendo antibióticos con el objeto de minimizar la inmunopatología, en algunos casos es preferible permanecer en ya sea 10 mg de minociclina cada tercer día o tomarla diariamente por su [[home:mp:managing_immunopathology#strategy_3adjust_minocycline|efecto paliativos] (mucho de esto debido al resultado de su acción en el Receptor PXR Nuclear., vea Bioessay,20) Figura 1).

Suspendiendo los antibióticos y el olmesartan

Para descontinuar ambos los antibióticos y el olmesartan, los pacientes deberán seguir las indicaciones indicadas en el párrafo anterior. Si fuera necesario el olmesartan deberá reducirse gradualmente y sólo después de que los antibióticos hayan sido descontinuados, y esto a lo largo de varias semanas. Hay que hacer notar que la respuesta inmune puede permanecer activada por un periodo de tiempo aún después de descontinuar el olmesartan.

Una alternativa para poder descontinuar únicamente el olmesartan es el de transferir al paciente a otro ARB, por ejemplo, el valsartan (Diovan), con una dosis de 80mg cada 6 horas (80mg es la cuarta parte de una tableta de Diovan de 320mg). El paciente reduce entonces la dosis del olmesartan (ejemplo, de 40mg a 30mg a 20mg a 10mg a 0) simultáneamente incrementando el valsartan (ejemplo, 0 a 20mg a 40mg a 60mg a 80mg). La longitud de tiempo que se requerirá del valsartan para la protección a los órganos que está proporcionada por el valsartan dependerá en cuanto tiempo le tomará al sistema inmune reducir su acción. El ARB no activa el sistema inmune, pero sí protege los órganos y produce una acción paliativa. El paciente podrá suspenderlo en 2 a 3 días.

Los pacientes que suspenden el olmesartan están dando por terminada su recuperación.

Notes and comments

Sallie Q 02.21.2017 deleted Curemy and moved note downwards (since new platform for mpkb, a leading note will produce a leading blank screen with the note)

— Sallie Q 02.16.2017 deleted 3 paragraphs dealing with how to add ABx

deleted points 8, 9 & !0 then replaced point 8 with English paragraph

Marion provided the Spanish

* to Safety Considerations (Consideraciones de seguridad)

added “Los pacientes no deben tomar rivaroxaban (Xarelto). Podría causar sangrado.” –Sallie Q May15

added “Los pacientes no deben tomar nimesulida (Aulin / Mesulid / Nimed). Podría causar sangrado. Una muerte se ha informado durante su uso.” –Sallie Q …soon after that death occurred.

Removed paragraph on Zith also section on Zith from Table of dosage — Sallie Q 10.17.2015

Referencias

1)
Autoimmune disease in the era of the metagenome.
Proal AD, Albert PJ, Marshall T
Autoimmun Rev8p677-81(2009 Jul)
2) , 9)
Vitamin D metabolites as clinical markers in autoimmune and chronic disease.
Blaney GP, Albert PJ, Proal AD
Ann N Y Acad Sci1173p384-90(2009 Sep)
3)
Vitamin D: the alternative hypothesis.
Albert PJ, Proal AD, Marshall TG
Autoimmun Rev8p639-44(2009 Jul)
4)
Waterhouse JC, Marshall TG, Fenter B, Mangin M, Blaney G. High levels of active 1,25-dihydroxyvitamin D despite low levels of the 25-hydroxyvitamin D precursor — Implications of dysregulated vitamin D for diagnosis and treatment of Chronic Disease. In Vitamin D: New Research. Volume 1. Edited by: Stoltz VD. New York: Nova Science Publishers; 2006. ISBN: 1-60021-000-7.
5)
Immune reconstitution inflammatory syndrome: emergence of a unique syndrome during highly active antiretroviral therapy.
Shelburne SA 3rd, Hamill RJ, Rodriguez-Barradas MC, Greenberg SB, Atmar RL, Musher DW, Gathe JC Jr, Visnegarwala F, Trautner BW
Medicine (Baltimore)81p213-27(2002 May)
7)
A case of neurosyphilis with a florid Jarisch-Herxheimer reaction.
Silberstein P, Lawrence R, Pryor D, Shnier R
J Clin Neurosci9p689-90(2002 Nov)
8)
Proal AD, Albert PJ, Blaney GP, Lindseth IA, Benediktsson C, Marshall TG. 2011. Cell Mol Immunol. Immunostimulation in the era of the metagenome.
10)
Vitamin D and autoimmunity: new aetiological and therapeutic considerations.
Arnson Y, Amital H, Shoenfeld Y
Ann Rheum Dis66p1137-42(2007 Sep)
12)
Brief report: shock and multiple-organ dysfunction after self-administration of Salmonella endotoxin.
Taveira da Silva AM, Kaulbach HC, Chuidian FS, Lambert DR, Suffredini AF, Danner RL
N Engl J Med328p1457-60(1993 May 20)
13)
Differential regulation of caspase-1 activation, pyroptosis, and autophagy via Ipaf and ASC in Shigella-infected macrophages.
Suzuki T, Franchi L, Toma C, Ashida H, Ogawa M, Yoshikawa Y, Mimuro H, Inohara N, Sasakawa C, Nuñez G
PLoS Pathog3pe111(2007 Aug 10)
14)
Pharmacokinetics of CS-866, a new angiotensin II receptor blocker, in healthy subjects.
Schwocho LR, Masonson HN
J Clin Pharmacol41p515-27(2001 May)
15)
Clinical efficacy and tolerability of olmesartan.
Brunner HR
Clin Ther26 Suppl ApA28-32(2004)
17)
Low-dose doxycycline therapy: effect on gingival and crevicular fluid collagenase activity in humans.
Golub LM, Ciancio S, Ramamamurthy NS, Leung M, McNamara TF
J Periodontal Res25p321-30(1990 Nov)
18)
The world of subinhibitory antibiotic concentrations.
Davies J, Spiegelman GB, Yim G
Curr Opin Microbiol9p445-53(2006 Oct)
19)
Persister cells, dormancy and infectious disease.
Lewis K
Nat Rev Microbiol5p48-56(2007 Jan)
20)
Vitamin D discovery outpaces FDA decision making.
Marshall TG
Bioessays30p173-82(2008 Feb)
home/translations/spanish.txt · Last modified: 06.11.2018 by sallieq
© 2015, Autoimmunity Research Foundation. All Rights Reserved.